Make your own free website on Tripod.com

SU PARTIDA

       Bábá estaba en su casa en Tíljala, Calcuta, India, en la tarde del Domingo 21 de octubre de 1990, para él fue un día muy normal, le concedió una consulta a un monje y a cuatro devotos, después el monje asistente personal de Bábá, le dió un masaje en los pies durante un rato. Baba parecía bastante descansado y díjo: " Estoy pensando en algo, por favor, déjenme durante un rato".
         Desde que había empezado con su enfermedad, para que no hiciera esfuerzos levantando la voz, para llamar a las personas que se encontraban al fondo de la casa, le pusieron una campanilla para que la hiciera sonar cada vez que necesitara algo.
         Unos minutos más tarde hizo sonar la campanilla y el monje asistente personal, regresó, Baba le señaló su pecho, diciéndole, "Doctor". Dos doctores devotos que vivían allí en el centro, vinieron corriendo y comenzaron a tomar las medidas necesarias, no obstante, Bábá dejó de respirar y su corazón se detuvo. Finalmente los doctores tuvieron que declarar que Bábá estaba muerto, pero nadie podía creerlo.
         Todos aguardaban y esperaban que Baba finalizara de entrar en ese gran estado de absorción indeterminada, en la Conciencia Suprema.
          Los monjes esperaban, pero al cabo de unas horas vieron que el cuerpo empezó a cambiar, pues la fuerza vital ya no se encontraba en él. No estaba durmiendo, el cuerpo estaba inerte.
          Un monje recordaba al resto cuán rápidas habían sido las cosas que Bábá había hecho durante el último año. Cinco días antes de partir, había iniciado a setenta y nueve monjes y monjas en el segundo grado de meditación, el mayor número jamás alcanzado antes en un sólo día. Dictaba más cosas cada día... en unos 15 años compuso unas 7.000 canciones con letra y música, incluso de distintos instrumentos musicales.
Sus libros, unos 300, abarcaban todos los temas.
Dos meses antes de partir citó una poesía del gran poeta espiritual "Kabir"
         "EL MUNDO SONRIÓ CUANDO YO LLORE.
            PERO CUANDO YO SONREÍ, EL MUNDO LLORO".
        Baba explicó que el sentido del poema era el siguiente: Al nacer, cuando vine al mundo en dolor y choque, lloré, no obstante los demás rieron. Cuando dejo el mundo, habiendo completado el trabajo de mi vida, sonrío, pero el mundo llora.
       Con frecuencia el dijo: "Estoy dentro de cada uno de ustedes".
También díjo que no nos sintiéramos solos o desamparados, porque la fuerza que guía a las estrellas, nos guía a nosotros también".
       También dijo que la forma física no es el gurú o el maestro sino la entidad que está más allá de esa forma física, por tanto, tan sólo Brahma o lo que es lo mismo el Padre, tan sólo él es el Gurú.
       El nos díjo: Aquellos que aman mi ideología, me aman a mí, pero con respecto a aquellos que dicen que me aman, pero no aman mi ideología, dudo mucho si realmente me aman.
       Baba díjo que él había venido a ésta tierra a fin de establecer una sociedad moral en el mundo entero y que no debíamos permitir que ningún ser humano sufriera por falta de alimento, ropa, vivienda, educación adecuada, cuidados médicos, ni que nadie sintiera que su vida es inútil. Debemos de ayudarnos unos a otros, ayudar con todo tipo de atenciones y cuidados a los necesitados, así como impartir enseñanzas espirituales que ayuden a la gente a avanzar hacia la dorada meta, que es la Conciencia Cósmica, el Padre Supremo.
 

 

ÍNDICE DE ANANDAMURTI