Make your own free website on Tripod.com

 

Darma Maha Cakra                       

  MEDITACIÓN COLECTIVA

      De vez en cuándo se preparaban reuniones de grandes grupos de meditación, a los que van miles de discípulos de toda la India, hablando lenguas bien distintas, Hindi, Tamil, Sindi, etc.

       Al principio, la reunión comienza con canciones devocionales, bailes espirituales, competiciones de danzas con grupos de niños, meditación, el discurso o mensaje de Baba y su Bendición.

       A veces, después de terminar la reunión, la gente se queda un rato para comentar algo y compartir con otras personas y un día alguien que hablaba Hindi (que es el más extendido por ser el lenguaje oficial de la India) le díjo a otra persona que hablaba sólo Tamíl: ¡qué lástima que no hubiese entendido a Bábá pues éste hablaba en Hindi, a lo que el otro le dijo: de eso nada hablaba en Tamíl, pero otra persona que estaba oyendo la discusión, se acercó y les díjo que Bábá no dió el mensaje ni en Hindi ni en Tamíl sino en Bengalí, la discusión se acaloró más y pronto se unieron otras personas, hasta que llegaron a la conclusión de que cada uno de los presentes escuchó el mensaje de Bábá, cada uno en su propia lengua y todos los miles de personas presentes, habían comprendido sus palabras.
      Muchas de las personas que viajaban desde todas partes de la India venían con el propósito de verlo a él, a veces venían desesperados con un problema serio en sus vidas, otros tenían dudas que necesitaban ser clarificadas, otros diferentes cuestiones y circunstancias que necesitaban consultar a Bábá, pero no era un día de consultas y mucho menos se podrían atender en privado a miles de personas en una misma tarde, sino que era una reunión de meditación con Bábá presente y al final de la cual, daba un mensaje y ellos sintieron sus corazones aliviados porque decían que es como si Bábá les hubiese hablado a cada uno de su problema.
      Mucha gente había notado el peculiar comportamiento de Bábá antes del mensaje. Durante las canciones espirituales estaba sentado en profunda meditación. Después de algún tiempo levantaba la mano para indicar que parase la danza y la música. Una anticipación silenciosa llena la sala cuando él mira asidua y lentamente como si estuviera mirando por encima de la cabeza de cada persona sentada allí y así por la habitación entera. Después dirige sus ojos al techo y es como si su mirada escudriñara lo que hay más allá del techo de la habitación.
      Algunos monjes y monjas ya mayores y con experiencia  dicen: que durante éste momento el está mirando lo colores que emanan de los pensamientos de cada discípulo y lee los sentimientos de sus corazones y cuando mira hacia arriba es que está sintiendo la vibración de todas la almas sin cuerpo o seres de luz que también se reúnen allí y reciben enseñanzas espirituales.
     Una vez, en una de éstas grandes reuniones, Bábá preguntó a un monje, después de finalizar el mensaje que si le había gustado, a lo que le respondió que había sido maravilloso porque muchas personas comentaban que a cada uno es como si le hubiese dado una solución muy concreta a sus propios problemas personales.
       Bábá sonrió y díjo: "¿sabes cómo selecciono mi palabra?"

 "Antes de comenzar, tomo todos los pensamientos de mis niños dentro de mí, escucho sus problemas, sus dudas, sus circunstancias y cuestiones de sus mentes y corazones y entonces hablo con respecto a eso".  "Así es cómo selecciono mi palabra para cada mensaje".

 

ÍNDICE DE ANANDAMURTI