Make your own free website on Tripod.com

El Nacimiento

 

       Fue hijo de Shrii Laksmi Narayan Sarkar, médico homeópata y oficial en las oficinas de trenes, en India, durante el Imperio Británico.

Descendía de oficiales gubernamentales, literatos y yoguis.

       Shrii Laksmi Narayan Sarkar se casó con la hija de un eminente doctor, mujer muy devota y de gran disciplina espiritual.

        El matrimonio vivía muy feliz, poseían un buen empleo, un hogar hermoso, una familia muy querida. Numerosos amigos visitaban la casa con frecuencia para hablar acerca de temas de literatura y filosofía. El prestaba servicio gratuito con medicinas a las personas enfermas del pueblo y además tenían una hermosa hija a la que dispensaban todo su amor.

       Su vida estaba completa, excepto un deseo insatisfecho; él deseaba un hijo varón. Finalmente sus oraciones fueron escuchadas y en el año 1921, en la luna llena de Mayo, su esposa dic a luz un hijo.

       La luna llena de mayo en India es un día muy especial, de gran festividad, peregrinación y festivales espirituales, es la luna llena más importante del año, y aún se considera desde hace siglos, el día más espiritual del año, manteniéndose en ese día numerosas celebraciones religiosas. El señor Buddha nació en este día, se iluminó y murió en este día también.

    En el amanecer de este auspicioso día, la casa del niño estaba llena de festividad y alegría, porque su padre tuvo una visión de que el niño iba a ser varón, y por eso muchos familiares llegaron de toda la India para estar presentes en el nacimiento.

       Su alegría aumentó y su dicha fué inmensa cuando vieron al recién nacido en su rostro, resplandores rojos y dorados alrededor de su cabeza, tal como se muestra el sol en el horizonte al amanecer y es por eso que le llamaron  "PRABHAT RAINJAIN"  que significa.....

 "El sol que lo ilumina todo y da color a todas las cosas". Durante todo el día llegaban a la casa bandas musicales que tocaban fuera y grupos de niños que jugaban con coloridos disfraces fuera de la casa; numerosos visitantes y religiosos llegaban para dar la enhorabuena a la familia.

       Había una tradición familiar que consistía en dar al recién nacido, leche fresca de vaca en una copa de plata; poner en los labios del niño unas gotitas de leche con un trozo de algodón. Así que la abuela estaba tan contenta, pues se trataba de su primer nieto varón, ¡tan anhelados en la india los niños varones! que según la tradición es lo que da prestigio a las familias por el número de hijos varones.

       Así que la abuela estaba tan contenta que inmediatamente les dijo a sus hijas que preparasen la leche en la copa de plata para dárselo al recién nacido.

       Prabhat permanecía dentro de su cunita mirando todo a su alrededor, pero cuando la copa fue acercada a sus labios y con el algodón fueron puestas unas gotitas de leche en su boca... él agarró la copa con sus manos y empezó a beber de ella!

       Todos quedaron perplejos ante lo que el niño había hecho con tanta facilidad y su abuela inmediatamente lo apodó "BURHA" lo que significa "ALMA ANTIGUA" que tiene conocimiento del pasado, presente y futuro.

        Un día Anandamurti, Baba (padre espiritual, como así le llamaban), contó a un monje la historia de su nacimiento tal como lo había experimentado él.

        El contaba... "Estoy dentro del vientre de mi madre, desde allí mismo puedo ver a mi madre y reconocerla perfectamente, veo a mi padre, a mi hermana y a otros parientes y conozco todos sus nombres.

Nazco. Normalmente los niños lloran al nacer; yo no, yo soy todo sonrisas, estoy contento de haber nacido. Quiero llamar a todos mis familiares por sus nombres y a otras personas que me rodean, porque los conozco tan bien!... !Pero caramba! cuan incapacitado me encuentro, mis cuerdas vocales no me responden, no puedo emitir los sonidos. Ellos quieren alimentarme, han puesto un pedacito de algodón en una copa que contiene leche, gota a gota colocan con el algodón la leche en mi boca y pienso, que tontería lo que están haciendo estas personas... ¿Soy acaso un niño para ser alimentado de esta forma?, yo beberé con la copa, no con el algodón, y en protesta elevo mis manos y sostengo la copa bebiendo de ella, ellos se quedan perplejos, me doy cuenta que los he asombrado y vuelvo a compórtame como un recien nacido, voy creciendo, para moverme tengo que gatear, ¡que doloroso es! mis codos y rodillas están llenos de golpes, arañazos y dolores; me pregunto cuanto tiempo más va a durar, entonces siento a alguien que musita en mis oídos " Algunos días más, solo algunos días más, se que estas pasando momentos difíciles, pero faltan todavía algunos días más". No puedo verle, ¿Quien es él? Su voz está alrededor de mí siempre que estoy abatido, ¡cuanto consuelo me da diciéndome que este dolor no durará mucho más!

       Crezco un poquito más, estoy durmiendo en la misma habitación de mi madre; en medio de la noche alguien me despierta, ¡lo que veo es tan extraño! todo mi ser, mi madre, la habitación y el espacio mas allá, está completamente lleno de una dulce luz brillante, refulgente, disfruto viéndola, me voy perdiendo más y más en ella, en ese momento me pregunto que le habría pasado a mi madre si ella también hubiese visto esa luz envolvente.

       Durante muchas noches me siento arrebatado por una tormenta envolvente que me lleva a un sitio lejano y muy grande, finalmente me deja en la arena que está en las orillas del rió Ganges, la tormenta se calma y yo me encuentro cara a cara con un yogui, quien me enseña cantando, conocimientos espirituales, al final la tormenta vuelve a tomarme y me deja junto al regazo de mi madre. Esto sucedió durante varios años consecutivos".

    Un día cuando Prabhat tenia tan solo 4 años, ante sus familiares y maestros recitó un pasaje de las sagradas escrituras sin cometer un solo error, el canto sacro era en sánscrito, lengua en desuso en la que no se hablaba de forma habitual, sino solo los eruditos que se dedicaban al estudio de las enseñanzas espirituales, se lo aprendían de memoria, numerosos cantos y muy complejos.

       La familia y los profesores se quedaron sorprendidos y tuvo que tomarse mucha persuasión para que el niño dijera como lo había aprendido, Prabhat explicó que cada noche mientras su madre dormía en la misma habitación, él sentía como era transportado por un gran viento tempestuoso a lo largo del río Ganges, hasta un banco arenoso que estaba del otro lado del río, allí a medida que la tormenta amainaba, un yogui alto de ropas anaranjadas y larga barba que portaba un tridente, aparecía como de la nada ante él, entonces el yogui empezaba a enseñarle el canto sacro; y le decía "canta niño, canta". y Prabhat repetía el canto cada noche tres veces, después la tormenta volvía a aparecer y en ese preciso momento el yogui desaparecía, él se sentía nuevamente transportado a su cama, pero cuando llegaba estaba completamente despierto y así transcurrieron varios años.

       Finalmente en la parte mas tardía de su infancia... el yogui se quitó su túnica anaranjada exterior y apareció ante Prabhat como el señor Shiva, quien vivió en India hace ya unos 7.000 años.

       Se dio a conocer y Prabhat comprendió muchas cosas. Después de esto desapareció y Prabhat no volvió desde esa vez a viajar de noche.

Indice de Anandamurti