Make your own free website on Tripod.com

 

        Puede haber otra enfermedad, otra enfermedad psíquica, que está en la esfera psico-espiritual. En el campo psico-espiritual, el movimiento está dirigido hacia el pináculo; o sea, todas las ideas coinciden en un punto particular y este punto se mueve hacia la Entidad Suprema.

        Pero el movimiento es ciertamente sintético, no analítico. Sin embargo, si el movimiento es extrovertido, el camino naturalmente se vuelve analítico y eso es peligroso. En el nombre del enfoque psico-espiritual, en el nombre falso de religión, se crean las disparidades en la sociedad humana, las diferencias son creadas entre los seres humanos. En el nombre de la religión muchas batallas sanguinarias fueron libradas en el pasado, y aún hoy la gente perteneciente a un grupo religioso no puede confiar en otros grupos. Por eso se debe recordar que únicamente la Entidad Suprema es nuestro Salvador, Él es la única meta de nuestra vida. Esto es la panacea de todas las enfermedades psíquicas.

        Y la tercera esfera es la esfera espiritual. En ese estrato, el camino natural es convertir todo en espiritualidad. Esta conversión debería estar en el campo de la ideología, en el campo de la acción, en el campo del aprendizaje, en el campo del lenguaje, en el campo del estudio, en el campo de la solidaridad. O sea, que ésta conversión debería realizarse, en cada área de nuestra vida espiritual, la conversión de la existencia entera, todas las partes de nuestra existencia, en espiritualidad. Pero debido a una filosofía defectuosa, una guía defectuosa, la gente se olvida de este hecho, y convierte el espíritu en mente, y la mente en materia. Quiero decir, ellos toman el camino de prati-saincara negativo, * esto va en detrimento para la causa del progreso humano.

        La gente del Renacimiento tendrá que levantarse contra esto, y tendrá que hacerlo ahora, tendrá que hacerlo inmediatamente. Y también deseo que todos ustedes avancen en el camino del Renacimiento, de lo que es totalmente apoyado por el Renacimiento, desde hoy, desde este mismo momento. Que la victoria sea vuestra.

*  involución.

Índice de Anandamurti