Make your own free website on Tripod.com

 EL GENTIL ANUNCIO DE SU PARTIDA

       Bábá no díjo directamente que abandonaba su cuerpo físico, pues de alguna manera, esto habría sido duro, en algunos hubiera sido insoportable, en otros podría haber causado un shock instantáneo.

     Así que como gentil anuncio de su partida prefirió aparecer enfermo repetidamente, dejándonos comprender que su cuerpo físico estaba en muy mal estado y preparándonos así, sicológicamente, que en cualquier momento podría darse la partida.

     A lo largo de su vida hubo varios ejemplos de personas que vivían, gracias a que fueron devueltos a la vida por Bábá a pesar de que los médicos habían declarado sus partes de defunción, pues ya estaban muertas.

      Respecto a su capacidad de curar enfermedades... hay muchos testimonios en que Bábá curó enfermedades incurables.

      El podía haber partido en una meditación si lo hubiera deseado. Por lo tanto todo lo que estaba haciendo o padeciendo a través de esta aparente enfermedad, era para decirnos amablemente que él estaba listo para dejarnos en cualquier momento.

      A su sobrina Rani le díjo: Tu sabes que cuando el padre deja a su familia... los niños tienen muchos problemas ¿verdad? a lo que la niña respondió: sí, Baba; luego él añadió: pero todo va a salir bien.

      Cuando fue ingresado en el hospital por un ataque cardíaco, monjes y devotos esperaban por los pasillos a que saliera el doctor para informarles del parte facultativo, a lo que les dijeron que estaba conectado por cables a monitores y en un estado de extrema gravedad, por lo que no podía recibir visitas. De las muchas personas que poblaban los pasillos del hospital esperando alguna respuesta, se fueron yendo poco a poco, pero al rato él se desconectó los cables de los monitores y sonriente salió paseando por los pasillos del hospital y diciendo a monjes y devotos...¡achá!... ¿qué pensabais, que me iba a morir? mis queridos hijos... no, ¡todavía no! todavía me queda un tiempo por vivir, quedad tranquilos y tras darles la bendición regresó a la habitación y ellos se fueron con los corazones mas aliviados.

       Otro día fueron al hospital a visitarle y él les díjo: "El futuro ha llegado, la aurora carmesí ha llegado. Tan sólo continúen haciendo su deber. El trabajo está terminado"

       Cuando los médicos le dieron el alta, tras el ingreso más o menos breve en el hospital, le recomendaron reposo absoluto en su hogar, pues necesitaba descanso completo para su total restablecimiento. Pero él pasó por alto todas aquellas instrucciones y restricciones médicas que lo mantendrían alejado de su trabajo y por el contrario parecía estar siempre en un gran apuro, desarrollando y estableciendo numerosos proyectos y programas con increíble velocidad y frecuencia para llevar a cabo todo lo que él había programado. El fue vigorosamente activo hasta el fin, más bien estuvo yendo deliberadamente hacia el momento final.

       En una ocasión que le preguntaron hace ya mucho tiempo, que cuando les iba a dejar... él contestó algo que no estaba muy claro y que estaba sujeto a interpretación, por lo que los demás echando cuentas creyeron que sería en el año 2005; pues en otra ocasión él les habló del establecimiento de la nueva sociedad, de unos nuevos valores y estructura social y que esto tendría lugar para el año 2005 y es por eso que ellos pensaron, que él les díjo ése año, pero eso era sólo una interpretación errónea. El les díjo que el día que se fuera de ésta tierra, sería porque ya no sería necesaria su ayuda, pues ya estarían implantadas las bases, el comienzo para el establecimiento de una nueva sociedad y él se marcharía a trabajar a en otros dos planetas simultáneamente, en los que habría un tipo de vida celular, muy elemental, pero les ayudaría a desarrollarse espiritualmente en la escala de la evolución.

       Así que todo el mundo pensó que estaría hasta el final y aunque con la enfermedad estaba avisando su partida, la gente no creía que moriría sino que sanaría y seguiría trabajando hasta el tiempo que ellos habían creído que sería su partida.

       En otra ocasión dijo: la gente me asocia en general con éste cuerpo, pero yo no soy éste cuerpo, este cuerpo físico no es mío, si queréis saber de verdad quien soy, si de verdad queréis conocerme, trabajar para mi labor, para mi misión, porque yo estoy fusionado con mi misión y es llevar a todas las almas a la Bienaventuranza, al refugio amoroso del Señor.

       Y como él díjo que él no es ese cuerpo, también se puede deducir que aunque dejó el cuerpo, no dejó todavía este planeta, sino que desde otros planos sigue estando con nosotros ayudándonos e inspirándonos hasta ese día del cambio, en la estructura social, en el que él díjo que ya podríamos caminar solitos sin su ayuda, y que a él le estarían esperando otras almas en otros planetas.

       En otra ocasión mediante la cual explicaba los efectos del néctar divino en el aspirante espiritual y coincidiendo con las fases lunares, si estaba en estado sutil, gozaba de bienaventuranza pero si se encontraba imbuido en los problemas del mundo, éste néctar divino que caía desde la glándula pineal hasta la pituitaria se quemaba y el aspirante espiritual no tenía conciencia de éste néctar. El dijo que aunque se intentara, éste estado de bienaventuranza, es imposible obtenerlo por propio esfuerzo, sino a través de la gracia del maestro. Baba una vez dió éste estado de éxtasis a un discípulo durante una reunión y después dijo: "En el pasado ayudé a los aspirantes espirituales a obtener éste estado de bienaventuranza, yo estoy ayudando a los aspirantes espirituales en el presente y ayudare también en el futuro a través de otros medios, incluso aún cuando no continúe aquí físicamente"

       En el pasado fui un misterio, en el presente sigo siendo un misterio y en el futuro permaneceré siendo un misterio.

 

ÍNDICE DE ANANDAMURTI