Make your own free website on Tripod.com

 

    En el budismo a esto se le llama Bodhisattva. Las noches de luna nueva son ideales para meditar entre las 12 de la noche y las 3 de la madrugada. Por los efectos de la luna nueva, la glándula pineal segrega más melatonina y en un estado puro de la mente, las hormonas son absorbidas por el flujo sanguíneo y el aspirante entra en éxtasis o samadhi (uno con Él).

    La glándula pineal es el vestigio del tercer ojo físico de los reptiles de antaño, que descendió al cerebro con los años. La pineal es el ojo de la intuición, aunque externamente se lo dibuje a la altura de la pituitaria. Todavía hoy en la India, en Bengala, hay una clase de pez con tres ojos.

    Durante los días específicos de ayuno conectados con la luna (sus cuatro fases), la linfa es absorbida por estas dos glándulas, lo que ayuda a la transformación del ectoplasma (partículas mentales) y el progreso espiritual ya que favorece la secreción de estas glándulas.